9M: No llora ni se siente incomodo ante extraños (no extraña).

12M: No anticipa que le vas a coger (no se tira en brazos).

12M-18 M: No te mira a los ojos.

      No responde cuando llamas la atención o le nombras.

18M-24M: No señala, llama tu atención o enseña algo que quiere.

      No dirige la mirada cuando se llama su atención.

      No hay juego simbólico (juega con muñecas, juega con los coches, a las cocinitas…).

      Juega de forma reiterativa alineando objetos, solo le llama la atención partes de     objetos (las ruedas de los coches) o juguetes de determinados colores, tipología…

3 años: Ha dejado de utilizar palabras de forma repentina.

Le cuesta jugar con otros niños.

Siempre realiza las mismas rutinas y le cuestan muchos los cambios.

A partir de los 5 años: no es empático, le cuesta relacionarse, no comprende los sentimientos de los demás.

Si tu niño/a presenta alguno de estos signos NO significa que tenga TEA, pero se recomienda consultar con los profesionales. Para más información ponte en contacto con nosotros.

PRIMERA CONSULTA GRATIS.